publicidad

Fiesta musical en Pucela

El grupo mirandés La Regadera y las bandas DeKanteo y La Raíz ofrecieron un gran concierto en el polideportivo Pisuerga de Valladolid

La noche prometía musicalmente hablando y vaya si así fue. Los primeros en subirse al escenario fueron el grupo local DeKanteo que ofrecieron un gran repertorio a los asistentes que a medida que los vallisoletanos mostraban todo su talento, iban entrando poco a poco en la fiesta que se estaba creando.

Tras dejar con un buen sabor de boca a los presentes y recibir un caluroso aplauso del público dieron el relevo a la banda mirandesa de La Regadera. Gonzalo, Toño, Gorka, Ibai, Cristian, Arturo y Diego presentaron su nuevo trabajo y comenzaron con la primera de sus pistas “Trovadores” con la que ya se vieron los primeros bailes al son del ska-fusión y que no cesaron con “Bailaremos” despertando el niño que todos llevamos dentro.

Seguidamente, se ganaron a las miles de personas que acudieron al evento con su versión de la canción de Toquinho “Acuarela”.  Ya con “Soles” pusieron paso firme hacia delante demostrando que la vida no se para por nada, ni nadie y que hay que continuar haciendo lo que nos hace felices a pesar de las adversidades que nos pone la vida.

No podía faltar ese toque de swing que los “trovadores” de La Regadera pusieron con  “La Ley del Bizco”.  A continuación y tras ver como el público lo estaba dando todo decidieron que la fiesta no iba a estar como es habitual en casa del pianista “Toño” sino que observaron y decidieron con “Fiesta en mi casa” que la juerga prometía y se quedaba en tierras pucelanas.

El llanto no tenía cabida durante el espectáculo y se encargaron de recordarlo el conjunto mirandés con “No te hará llorar” generando nuevas sonrisas y más buen ambiente en un público que aprovechó cada segundo de la actuación para ir cogiendo fuerza para el plato fuerte de la noche.

Vibrando el polideportivo Pisuerga tocaron el que ya se ha convertido en todo un himno de la banda mirandesa y con el que dieron a conocer su nuevo proyecto. Se trata de “Mi inmadurez” con el que los saltos y los pogos no pararon hasta que fueron interrumpidos por aplausos y vítores.

Si algo queda claro de sus letras es que dejan un mensaje constructivo. Ahora fue momento de “Diferente” una canción con la que hacen un guiño a favor de la diversidad y a cómo saber gestionar los prejuicios, roles y estereotipos y es que estos a veces suponen una barrera que nos impide ver más allá.

Poco tiempo le quedaba a La Regadera sobre las tablas pero no podía despedirse sin la canción que da nombre al grupo, concediendo el último bailes con ellos a un público totalmente entregado al que dejaron cargar las pilas y el que pudo ver que como poco a poco, lo mirandeses y el “patatero” están creciendo poco a poco como artistas.

Con la fiesta en el cuerpo y sin ganas de que terminase dio comienzo el concierto del último grupo de una noche que empezó a cargarse de letras de carácter social y reivindicativo propias de un grupo al que todos estaban esperando, “La Raíz”.

El grupo de Gandía empezó con muchísima fuerza con “Nuestra nación” en la que mostraron como la selva en la que se ha convertido nuestra sociedad, cabe la posibilidad de imaginarse un lugar más justo en el que todos y cada uno debemos hacer nuestro camino, sin miedo a levantar el puño, con dignidad y orgullo.

Saltos, aplausos y manos en el aire se vieron con “Muérdeles” con el que dejaron claro que  ya no hay pasos atrás y que solo queda luchar por las libertades. Sin parar de botar y apuntando hacia el cielo como si se tratara de cazadores, la gente coreo junto a la banda valenciana, “Jilgueros”, criticando el lujo que algunos tienen a costa del bolsillo humilde de otros.

Sin tiempo para respirar dieron paso a “Borracha y callejera” dejando un mensaje claro en el que aseguran que no hay miedo porque “cuantas verdades hacen falta para callar las mentiras que esos perros ladran”.

La Raíz no solo son músicos sino que tienen la poesía en sus mentes y bocas por lo que siguieron adelante con el show dando guerra con “Entre poetas y presos”. Son hijos de los versos, la voz que grita entre los huesos un canto a la libertad con el que arrancaron una nueva sesión de aplausos de un público que aún tenía ganas de más.

Para los más nostálgicos llego el turno de “Tren Huracán”,  una de sus primeras canciones con la que se dieron a conocer y que dedicaron a “DeKanteo”, “La Regadera” y muchas más grupos que desgraciadamente no encuentran el apoyo suficiente para poder seguir adelante con su cultura, su esencia, su pasión, su música, su viaje; un viaje en el que La Raíz decidió subirse hace años porque  como bien recalcan, “la vida es un cigarro que no se puede apagar”.

La fiesta continuaba en el Polideportivo Pisuerga en el momento que se dejó oír una “Radio Clandestina” en la que contaban las viejas del lugar que las canciones tenían vida y en las que nada ni nadie las puede callar.

Con más fuerza que nunca llegó el momento de “Solo quiero de ti” con la que dejaron ver su mejor ironía y con la que hacen un guiño a que nadie nos debe quitar nuestro futuro, presente o pasado.

El final estaba cerca pero la gente seguía en pie cantando cada una de las canciones que “La Raíz” les ofrecía y antes de que llegara un posible desenlace  encendieron “la Hoguera de los continentes”, gritando “también tenemos corazón los desafinados”.

 

Broche final

Los bises fueron un postre que no dejó con mal sabor de boca a ninguno de los asistentes.

Primero fue “Sombra de la sierra” y “Rueda la corona” donde las reivindicaciones estaban latentes ya que mostraron una bandera republicana ofrecida por alguien del público y es que ninguna pieza de ajedrez debe ser más valiosa que el rey o la reina porque, todos somos iguales a pesar de que ser un peón no se elige y son los primeros en caer.

Las últimas cucharadas estaban cerca y es que todo principio tiene un final y no hay mejor canción para despedir una noche llena de magia musical que “Nos volveremos a ver”, un canto a la esperanza de que en un futuro no muy lejano público y cantantes vuelvan a ser solo uno y en Valladolid fue posible gracias a la música, cultura y diversión de DeKanteo, La Regadera y  La Raíz.


¿Cree que la atención en el Hospital Santiago Apostol es óptima y adecuada?
(SI) (NO)

quiero dar mi opinión

Cursos
Publicidad
publicidad



El Tiempo en Miranda de Ebro
publicidad
Copyright 1 Coma Dos Miranda S.L. - Calle La Charca, nº1 bajo - 09200 Miranda de Ebro - Tel.:947330021 - Fax.:947331970
Depósito Legal: BU-278-2006

Resolución mínima : 1024 x 768 recomendada: 1280 x 1024 - Optimizado para: Firefox v2.0.04 e Internet Explorer v6.0.29