publicidad

El SEPRONA investiga a cuatro personas por fraude en la comercialización de lechazo IGP

La Guardia Civil junto a personal de la Identidad Geográfica Protegida del lechazo de Castilla y León han realizado una investigación sobre un tratante de carne de la provincia de Burgos ante las sospechas de que en el año 2015 y primer semestre de 2016 hubiera puesto en el mercado lechazos bajo la IGP, teniendo estos su origen en otras Comunidades Autónomas o en Francia.

La Guardia Civil ha investigado a un tratante de ganado de la provincia de Burgos, a un marcador de IGP y a dos ganaderos, por su distinta participación en los delitos de contra la propiedad industrial, de falsedad en documento oficial y estafa.

La denominada “Operación OJALADA” ha permitido aumentar la vigilancia y control de los lechazos que se califican como IGP, contando con la participación de personal del Consejo Regulador de la IGP logrando evitar el uso fraudulento de lechazo de IGP.

La IGP lechazo de Castilla y León garantiza que los lechazos amparados bajo la misma pertenecen a razas autóctonas de la región y cumplen determinadas condiciones de origen, alimentación y trazabilidad que hacen que sea un producto de calidad contrastada.

Los hechos se remontan a los años 2015 y primer semestre de 2016 donde pudieron calificarse lechazos a un operador comercial sin que se pueda garantizar que los animales amparados bajo las vitolas IGP en esa época cumplieran las condiciones para ello.


Modus operandi

Por parte del SEPRONA y de personal de la IGP se detectó una manipulación en los documentos de traslado de animales con destino a un matadero de la provincia de Burgos, donde se aumentaban considerablemente las cantidades de animales a calificar. Posteriormente el marcador de IGP daba las vitolas (etiquetas que figuran en las piernas de los lechazos) sin comprobar que los animales correspondieran con el pliego de condiciones de IGP, de esta forma se obtenían vitolas sin colocar en los lechazos, pudiendo colocar las mismas a otros animales de origen desconocido.

La operación ha sido desarrollada por el Equipo de SEPRONA de Burgos, junto con personal técnico del Consejo Regulador de la Identidad Geográfica Protegida y del Instituto Técnico Agrario de la Junta de Castilla y León.


Control en el etiquetado del lechazo.

De forma independiente a la OPERACIÓN OJALADA se han realizado inspecciones en la cadena de distribución para controlar el etiquetado del lechazo desde el sacrificio hasta el punto de venta, para garantizar que se cumple la legislación de etiquetado y de información al consumidor, para ello se ha contado con la colaboración de la Junta de Castilla y León, la que apoya la productividad del lechazo de Castilla y León y ha colaborado en las inspecciones en este ámbito llevadas a cabo por la Guardia Civil.

La Guardia Civil recomienda que se pida información al carnicero sobre el país de procedencia del lechazo o que se adquiera producto bajo la IGP lechazo de Castilla y León ya que se ha comprobado que actualmente los lechazos amparados en la IGP tienen un control y seguimiento que ofrece mayor fiabilidad al consumidor.


¿Se queda en Miranda durante las fiestas de San Juan del Monte?
(SI) (NO)

quiero dar mi opinión

Cursos
Publicidad
publicidad



El Tiempo en Miranda de Ebro
publicidad
Copyright 1 Coma Dos Miranda S.L. - Calle La Charca, nº1 bajo - 09200 Miranda de Ebro - Tel.:947330021 - Fax.:947331970
Depósito Legal: BU-278-2006

Resolución mínima : 1024 x 768 recomendada: 1280 x 1024 - Optimizado para: Firefox v2.0.04 e Internet Explorer v6.0.29