publicidad

El próximo jueves, 10 de octubre, "Cine con Otros Ojos" proyecta "La noche de 12 años"

09.10.2019

 El próximo jueves, 10 de octubre, reiniciamos la programación de "Cine con Otros Ojos" proyectando en la Casa Municipal de Cultura "La noche de 12 años", de Álvaro Brechner, en sesiones de 6 y 8:30 de la tarde, con la localidad a 3´50 euros.

 
 
SINOPSIS DE LA PELICULA:
 
                Año 1973. Uruguay está bajo el poder de la dictadura militar. Una noche de otoño, nueve presos tupamaros son sacados de sus celdas en una operación militar secreta. La orden es precisa: "como no pudimos matarles, vamos a volverles locos". Los tres hombres permanecerán aislados durante doce años. Entre ellos estaba Pepe Mujica, quien más tarde llegó a convertirse en presidente del país.
 
 
 COMENTARIO:
 
The sounds of silence
 
De niño, me resultaba inconcebible pensar que en algunos lugares de planeta, como el polo norte, al no elevarse el sol por encima del horizonte la noche se alargara durante seis meses seguidos. Me imaginaba cómo sería vivir la mitad del año sin apenas luz, y cómo esa falta de luz podría afectar a la flora y la fauna de esas regiones y, por supuesto, al ser humano. Leí posteriormente que la noche polar puede provocar depresión en las personas y también puede estar implicada en algunos casos de síndrome de solipsismo, que por extensión es una sensación muy fuerte de que nada es real y de que todo es solo un sueño.
 
El director uruguayo Álvaro Brechner presentó en 2018 su tercer film, titulado La noche de 12 años, que narra otro tipo de oscuridad: la de los tres guerrilleros tupamaros que el 7 de septiembre de 1973 son sacados de sus celdas, golpeados, vendados los ojos y arrastrados a unos furgones, bajo la atenta y seria mirada de los altos cargos militares de la dictadura uruguaya, que les conducirán hacia un destino desconocido y cruel.
 
La película comienza con una cita muy elocuente extraída de la novela corta "En la colonia penitenciaria", de Franz Kafka, que dice así:
 
 "El hombre miró al condenado y preguntó al oficial
 
    ¿Conoce el preso su sentencia?
    No -dijo el oficial- Ya la sabrá en carne propia."
 
La cita resume a la perfección lo que les espera a estos tres disidentes: Eleuterio Fernández Huidobro (alías "El Ñato"), Mauricio Rosencof y José Alberto Mújica, refrendada por un alto oficial que les advierte con la mayor de las frialdades: "ustedes ya no son presos, son rehenes. Tuvimos que haberles matado en su momento, ahora vamos a volverles locos".
 
Álvaro Brechner nos propone, pues, no un viaje al turbulento Uruguay de los años 70, sino un pasaje directo a las experiencias de Mújica y sus dos compañeros. Y menciono a Mújica porque, si algún espectador todavía no ha caído en la cuenta, el Pepe Mújica de la película es, efectivamente, el Pepe Mújica que se convirtió en presidente de Uruguay entre los años 2010 y 2015, años después de sufrir la tortura, el aislamiento y la crueldad en sus carnes. Una figura clave y emblemática en la política actual por su impecable estilo: una persona que renunció a la casa oficial para seguir viviendo en su chacra (las típicas casas de campo uruguayas) porque, según él, "un presidente tiene que vivir cómo la mayoría de la gente de su pueblo"; que vive de una manera tan sobria que hasta donó el 90% de su salario porque con el de su esposa ya tenían suficiente, y que reniega del odio. "El odio es antipolítico. No vas a ganar a nadie odiando. Hay muchos que se quedan prisioneros del odio".
 
            En la cinta, el encargado de llevar a Pepe Mújica a la pantalla en tan complejo papel es "nuestro" gran Antonio de la Torre, si me permiten la licencia, quizás el mejor actor español del momento. Su gran actuación le llevó a estar nominado al Goya como Mejor Actor de Reparto (se acabaría llevando el de Mejor Actor Principal por El Reino, de Rodrigo Sorogoyen), acompañado por unos no menos magistrales Alfonso Tort como Eleuterio y Chino Darín como Mauricio. Sin ellos, la adaptación del libro "Memorias del calabozo" escrito por el propio Mauricio Rosencof, no tendría la intensa carga emotiva, no reflejaría con desoladora realidad el drama del encierro y la soledad, y no despojaría a los protagonistas de su humanidad de una manera tan vívida.
 
            El cine latinoamericano es prolífico, por desgracia, en películas que narran las dictaduras sufridas en los distintos países que lo conforman. En Con Otros Ojos incluso hemos recurrido a ellas para no dejar caer la barbarie en el olvido: Machuca (Andrés Wood, 2004) sobre la dictadura chilena, o Voces inocentes (Luis Mandoki, 2004) sobre la salvadoreña, son algunos ejemplos. La noche de 12 años tiene un pequeño, pero significativo matiz: es una película política, pero no politizada, y eso es algo que el espectador también agradece. Pepe Mújica le decía al propio Antonio de la Torre en una conversación que no había vuelto a ver la película. Ni quiere, ni puede. Le "dejó en shock". Es lo que tiene sufrir en tus propias carnes una noche de 12 años...


¿Qué opina del Plan del Ayuntamiento para el Antiguo Colegio Cervantes?
(Me parece correcto) (Gasto innecesario, se debería invertir el dinero en otras cosas)

quiero dar mi opinión

Cursos
Publicidad
Publicidad
publicidad
Publicidad
publicidad
Publicidad
publicidad



El Tiempo en Miranda de Ebro
publicidad
Copyright 1 Coma Dos Miranda S.L. - Calle La Charca, nº1 bajo - 09200 Miranda de Ebro - Tel.:947330021 - Fax.:947331970
Depósito Legal: BU-278-2006

Resolución mínima : 1024 x 768 recomendada: 1280 x 1024 - Optimizado para: Firefox v2.0.04 e Internet Explorer v6.0.29